La búsqueda


El cursor titiló en la barra de búsqueda. Los dedos ubicados sobre el teclado, con la duda en la forma de una suave caricia sobre las letras estampadas en el plástico. «Qué quieres buscar?», preguntó la pantalla. Las manos hicieron su magia y el mensaje creció, letra por letra, pero no llegó a ser enviado por el Enter. Todo un mundo de respuestas esperaba afuera. Todavía. Así que el rostro frente al monitor sonrió. Dejó su silla y salió a la calle.

Las palabras del reto de julio: magia, creció, quieres.

Microrrelato escrito para el reto Cinco líneas de julio de Adella Brac.

Esto fue algo que escribí pensando más en automotivarme a salir de algunas cuestiones internas, más que un "salir a la calle" real. Lo digo, porque entiendo que todavía hay lugares donde no está recomendado el salir, en mi ciudad ya no tenemos tantas restricciones, pero igual paso mucho tiempo adentro. Igual, nunca me había sentido tan "afuera" de un montón de cosas. Voy a dejar de escribir cosas reflexivas, debería volver a los cuentos de terror. Aguante la ficción.

Comentarios

  1. Muy imaginativo, me ha encantado la verdad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por pasar a leer y dejar tu comentario! ♥

      Eliminar
  2. Muy buen reto, no es fácil conseguir en tan poco espacio dar una idea su forma y resultado y tu lo has hecho ...Cuidate mucho y abrazos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Estos microrrelatos me dan una excusa para seguir escribiendo, no importa qué tan ocupada esté. Gracias por dejar tu comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me gusta tu microrrelato, con las palabras del reto es difícil escribir tanto en tan pocas frases, y tu lo has conseguido maravillosamente. Y además imaginativo y original. Te felicito. Me ha encantado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Cyn, me encantan tus mircrorrelatos, sos una genia para resolver con tan pocas líneas.
    Hacés bien en aclarar la "salida a la calle" real de una "salida de un adentro".
    Por acá en Buenos Aires hay muchos que siguen sin entender las restricciones.

    Aguante la ficción!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario